Estremaúra i el Alenteju

Nuestros antepasados del suroeste ibérico han compartido desde antiguo una misma forma de vida en el mismo suelo, unido aún hoy por los ríos y la dehesa. Los pueblos célticos de este lado de la Península, los hispanorromanos o los andalusíes conocían ya la asociación entre ambos lados de lo que hoy es la Raya.

Son muchos los pensadores que han visto el espíritu nacional de un pueblo en el paisaje donde moran sus naturales. Las lenguas de un territorio cambian, se mezclan, se desarrollan, mueren e incluso a veces renacen. La tierra experimenta también estos procesos, pero permanece más tiempo sin cambios sustanciales, condicionando de ese modo el habla porque une o separa a las gentes que la habitan. Es el caso de Estremaúra y el Alentejo, que poseen una abundante cultura tradicional compartida. A ella nos asomamos a través de sus lenguas, que han quedado hermanadas por la tierra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A ambos lados de la Raya nombramos de manera semejante elementos del paisaje como la barranca, el cerru o cerro y el bamburral. Si hablamos de los árboles; anzinas, macherus o macheiros, alcornoquis o alcornoques, chaparrus o chaparros, charnecas, murtas, çarças o sarças y atabúas o atabuas pueblan nuestros montes; donde viven pájaros como la andorina o andorinha, el pardal, la milra o melra, la pega, la poipa, la rola o la coruja (golondrina, gorrión, mirlo, hurraca, abubilla, tórtola y lechuza en castellano).

Tanto en Portugal como en Estremaúra, un rebaño (de ovejas, de cabras, de cerdos y hasta de gallinas) es una piara. En la dehesa, los gatos mían y los burros rosnan. Los guarrus se guardan en el chisqueru o chiqueiro, y en la sahurda o chafurda; el pastor se refugia en chufardus o chafurdos (que son chozas). Ya que lo choçus no suelen tener luz eléctrica, a menudo hay que acendel o acender un fachu o facho para poder ver de noche; y tener cuidado al fechal o fechar la puerta, no sea que nos entallemus o entalhemos los dedos.

choçu.jpg
Chufardu o choçu moderno.

La comida tradicional de la huerta no iba a ser menos: portugueses y extremeños cocinamos frijonis o feijões, frijonis verdis o feijões verdes, fridiñus o fradinhos, garrapatus o carrapatoshavas o favas, garvançus o garvanços, arvillas o ervillas, cinorias o cenoiras y muelas o moas (en castellano; judías, judías verdes, judías carillas, judías verdes de nuevo, habas, garbanzos, guisantes, zanahorias y almortas).

fridiñus
Fridiñus, también llamados muchachinus con chalecu (alubias carillas en castellano).

Si quieres saber más sobre la cultura común de Estremaúra y el sur de Portugal, échale un vistazo al artículo El Alentejo y las Vegas Bajas, cultura oral compartida, de Ismael Carmona.

Bom dia!

Anuncios

2 comentarios sobre “Estremaúra i el Alenteju

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s