Quién semus?

Palra estremeñu! es un proyecto informativo y de difusión entorno a la lengua tradicional de Extremadura. En los últimos años, somos muchos los amantes y defensores de la cultura extremeña que hemos constatado un creciente interés por nuestra lengua entre muchos paisanos, tanto por parte de los que la hablan y quieren perfeccionar su uso como de aquellos que no la conocen. Este blog busca dar una salida a ese afán popular ante el abandono que sufrimos los extremeñoparlantes por parte de las instituciones culturales y educativas de la Comunidad Autónoma.

Pretendemos que nuestro blog sea un medio para acercar la lengua extremeña a los internautas, queremos que los artículos de la página sirvan para difundir el conocimiento de la palra y la cultura que vehicula. Los lectores también pueden servirse de la Ortografía del extremeño, el Diccionario de equivalencias castellano – extremeño y distintos estudios o artículos que publicamos en el apartado de Decumentus.

El extremeño (a veces llamado castúo) es una lengua romance ibérica occidental, de la misma familia de lenguas hijas del latín que el asturleonés, el castellano, el cántabro, el gallego o el portugués. Se originó durante la conquista de nuestras comarcas por parte de los reinos cristianos del norte de la Península, con lo que procede en buena parte de las hablas de sus colonos. De este proceso de colonización cantábrica y sustitución de la lengua mozárabe, nació la lengua castúa; que además posee abundantes pronunciaciones, vocabulario y estructuras anteriores y posteriores a la conquista. Se habla tradicionalmente en la Comunidad Autónoma de Extremadura y sus territorios limítrofes.

El estremeñu, como casi todas las lenguas, se divide en varias hablas algo diferentes entre ellas. En cada lugar de Estremaúra suelen existir un puñado de palabras, expresiones o incluso sonidos propios y exclusivos de cada zona. Existen abundantes rasgos comarcales o locales, como la be dura serradillana y garrovillana, el ceceo chinato, el seseo talaverano, alburquerqueño o fontanés, el pasado fuerte del norte y el este que convierte dixierun y hizierun en dixun y hizun; el pretérito hurdano y serragatino (huerin en vez de huerun, cantorin en vez de cantarun)… y muchas otras características que confieren al idioma una rica diversidad interna que se ha de respetar.

Sirviéndonos de la norma ortográfica común que ha elaborado el Órgano de Seguimiento y Coordinación del Extremeño y su Cultura (OSCEC) –pincha aquí para acceder a su blog-, pretendemos difundir una expresión escrita en común que represente los sonidos de nuestra lengua y que, a la vez, recoja la historia de sus palabras.

Bienllegaus i que rehunda la leyenda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s